Guía de compra

La compra de una cocina es un evento que no se repite muchas veces en nuestras vidas, e incluso podría ser la primera y única. Por ello es muy importante no dejarse llevar solamente por agentes exteriores que no deben marcar la diferenciación total de nuestra elección, como pueda ser la dictadura del precio, y evaluar concienzudamente todos los elementos que componen una cocina de calidad, todas las necesidades que debe incorporar nuestro diseño y sobre todo su durabilidad.

Como cliente, no debe saber qué elementos permiten diferenciar entre una cocina SANTOS y el resto; por ello le invitamos a visitar nuestro ShowRoom donde podrá verificar las diferencias de nuestro producto de una manera clara y concisa.

Todo el proceso comienza cuidando el proyecto y elaborándolo desde y hasta el mínimo detalle, realizando una disposición de los elementos coherente, ubicados a partir de su función o uso y basado en las necesidades particulares de cada uno de vosotros.

El proyecto debe ser el fruto de una relación de mutua confianza entre el cliente y el profesional, que destinará todos los esfuerzos y su sabiduría para engranar dentro de sus posibilidades su mejor propuesta, huyendo de propuestas con soluciones estándar y monótonas sólo basadas en modas o guerras comparativas que sólo perjudican al proyecto.

La mejor opción será pues, una empresa que cuente con profesionales cualificados dentro del sector, que le puedan ayudar a entender los espacios como una nueva forma de ser vividos y que no se limiten sólo a hacer distribuciones tipificadas: Arquitectos o Diseñadores de Interiores especializados, capaces de dar soluciones en base a las necesidades propias de cada cliente, combinando lo bello con lo funcional.